Asumir las pérdidas a tiempo y la falacia de los costes hundido

Durante nuestro camino como inversores en oportunidades nos tropezaremos con posiciones que no solamente reflejarán alguna perdida, sino que también tendrán perspectivas desfavorables. Lo que suele suceder en estos casos es que los inversores aspiran recuperar el dinero de la misma forma en que lo perdieron, extendiendo posiciones indefinidamente, conllevando a un alto costo de oportunidad y en muchos casos la pérdida total del capital. Esto se debe a un sesgo cognitivo llamado falacia de los costos hundidos, en donde le damos un valor personal a una inversión (la cantidad de esfuerzo y recursos destinados nos hacen desarrollar un apego o expectativas de resultado) y aunque su tendencia sea irrecuperable no nos permitimos materializar alguna pérdida. Frases como “el mercado cambiará, solo aguanta un poco más” sin tener argumentos sólidos son comunes, pero de este modo mantenemos la expectativa de recuperar todo lo entregado a este proyecto.

Debemos despersonalizar ganancias y pérdidas, comprender que son partes del proceso

En palabras de la leyenda de Wall Street Bernard Baruch “aprender a asumir las pérdidas rápida y limpiamente” es la manera más inteligente de proteger el capital. No siempre las empresas en las cuales adjudicamos recursos se comportan de la forma en que proyectamos, bien sea por un análisis equivocado u otros eventos difíciles de prever (no siempre una buena elección traerá resultados positivos y no necesariamente resultados positivos son producto de elecciones razonables). En estos casos, de poseer alguna inversión con unas perspectivas negativas, lo más inteligente es vender lo más pronto posible y hacer el respectivo aprendizaje; y adjudicar este capital a otras ideas en donde realmente tengamos oportunidad de crecimiento.

Saber cómo minimizar pérdidas es una estrategias fundamentales en cualquier gestión.

Esto parece lógico, así como el propietario de algún establecimiento de frutas y verduras sabrá desechar algunas manzanas podridas los inversores debemos saber que nos tropezaremos con algunas empresas perdedoras y debemos salir de ellas. Pero en la práctica no es tan sencillo, Jim Paul en su libro lo que aprendí perdiendo un millón de dólares resalta la idea de que asumir pérdidas es una de las formas de conservar y hacer crecer el capital tanto así como el saber cómo ganar.

Uno de los principios mas importante en la inversión es no perder dinero, detectar a tiempo errores o cambios en las variables sobre nuestras inversiones es fundamental para el éxito.

Director/Fundador. Midas Investment Group / Midas Family Office

Suscríbete para recibir actualizaciones

Suscríbete a nuestra lista y recibe actualizaciones sobre articulos de opinión y reflexiones.

Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones establecidos en nuestra Política de Privacidad.

Articulos Relacionados

Mercado bajista | 2022

Mientras escribo estas líneas el Standard & Poor’s 500 se encuentra en un mercado bajista, que más allá de la definición técnica el sentimiento y la narrativa de los inversores ha cambiado…

Leer más